ALMA descubre polvo frío alrededor de la estrella más cercana

Credits ESO

Próxima Centauri es la estrella más cercana a nuestro Sol. Se trata de una enana roja situada a aproximadamente 4,22 años luz de la Tierra, en la constelación de Centaurus. Está orbitada por Próxima b, un planeta templado del tamaño del nuestro descubierto en 2016; el exoplaneta más cercano a nuestro Sistema Solar. Pero hay más en este sistema que un simple planeta. Nuevas observaciones de ALMA revelan emisiones de nubes de polvo cósmico frío que rodea la estrella.

El autor líder de este nuevo estudio, Guillem Anglada, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA, Granada, España) y del Consejo Superior de Investigación Científica (CSIC, España), explica la importancia de este descubrimiento: “El polvo alrededor de Próxima Centauri es importante ya que, siguiendo con el descubrimiento del planeta terrestre Próxima b, es el primer indicio de la presencia de un sistema planetario elaborado, y no sólo un planeta, alrededor de la estrella más cercana nuestro sol”.

Dentro de nuestro sistema solar, los planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se hallan situados entre los dos cinturones de polvo. Estos cinturones son restos de material que formaron parte de cuerpos mayores como, por ejemplo, los planetas. Las partículas de hielo y roca de estos cinturones tienen un tamaño que va desde menos de un milímetro hasta tamaños similares a asteroides, de varios kilómetros de diámetro.

El polvo parece estar en un cinturón que se extiende unos cuantos cientos de millones de kilómetros de Próxima Centauri y tiene una masa total cien veces menor que la terrestre. Se estima que este cinturón tiene una temperatura de unos -230ºC, tan frío como lo es el Cinturón de Kuiper en la región exterior de nuestro sistema solar.

También hay indicios en los datos de ALMA de otro cinturón de polvo incluso más frío, unas diez veces más alejado. Si se confirmará, la naturaleza del cinturón más exterior sería intrigante. Ambos cinturones están más alejados de Próxima Centauri que el planeta Próxima b, el cual orbita a 4 millones de kilómetros de la estrella.

Guillem Anglada explica las implicaciones del descubrimiento indicando que este resultado sugiere que Próxima Centauri podría ser un sistema con múltiples planetas, con una rica historia de interacciones que resultaron en la formación del cinturón de polvo. Futuros estudios podrían también aportar información que apuntase a las localizaciones de planetas adicionales aún sin identificar.

El sistema planetario de Próxima Centauri es también particularmente interesante pues hay planes -proyecto Starshot- para una exploración directa en el futuro del sistema, empleando microsondas conectadas a velas guiadas por láser. Un conocimiento de polvo que rodea la estrella es esencial para planificar dicha misión.

El co-autor Pedro Amado, también del Instituto de Astrofísica de Andalucía, explica que esta observación es justo el comienzo: “Estos primeros resultados muestran que ALMA puede detectar estructuras de polvo orbitando alrededor de Próxima. Futuras observaciones podrían darnos una imagen más detallada del sistema planetario de Próxima. En combinación con el estudio de discos protoplanetarios alrededor de estrellas jóvenes, muchos de los detalles del proceso que llevaron a la formación de la Tierra y del Sistema Solar hace 4.600 millones de años sería desvelados. ¡Lo que estamos viendo es justo el aperitivo comparado con lo que está por venir!”.

Credits Hubble

Share This:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *